Follow by Email

jueves, 15 de marzo de 2012

EL VALOR DE LA SONRISA

  ¿Sabes que el humor es un signo de inteligencia y que además es también un síntoma de buena salud y equilibrio emocional?

Nacemos con la capacidad de reír, el niño a los seis años ríe hasta 300 veces al día, nuestro entorno lo que hace poco a poco es mutilar esta capacidad innata convirtiéndonos en personas serias, transcendentales y tristes, de tal forma que a los veinte años reímos de quince a veinte veces al día.



Se nos educa para que no riamos con frecuencia, debido a que podemos parecer despreocupados y provocar desconfianza en los demás y poco a poco dejamos la cara alegre, para volvernos personas serias, rígidas y tristes.

¿Valoramos el sentido del humor, el valor de la risa en nuestras vidas?

Las personas con sentido del humor se enfrentan a la vida desde perspectivas más creativas, con menos limitaciones, ríen con mayor frecuencia, sufren menos tensiones, envejecen más tarde, son mejor aceptadas por los demás, desarrollan sólidos lazos de amistad y, por supuesto, disfrutan más de la vida.

El sentido del humor tiene un efecto tranquilizador y nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea, alivia la tensión muscular, a armonizar el sistema nervioso y a regular el pulso cardíaco.



La risa está fuertemente vinculada con el amor, la amistad, la felicidad y el bienestar. Cuando nos reímos con alguien se crean vínculos especiales que hacen que tengamos la sensación de proximidad, de empatía, nos permite relacionarnos desde los buenos sentimientos, desde la complicidad, desde la sencillez, desde la autenticidad y desde el corazón. Esto hace que nos sintamos plenos, optimistas, liberados y, sobre todo, felices.

"Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.
Enriquece a quien la recibe,
sin empobrecer a quien la da.
Dura tan sólo un instante,
pero su recuerdo es a veces eterno.

Nadie es demasiado rico o demasiado poderoso
para poder prescindir de ella.
Ni nadie es demasiado pobre 
para no merecerla.

Una sonrisa da felicidad en el hogar,
apoyo en el trabajo y es el símbolo de la amistad.
Una sonrisa da reposo al cansado
y anima a los más deprimidos,
reconforta a los desanimados
y es el mejor antídoto contra los problemas.

No puede comprarse, prestarse, ni robarse,
pues es algo que no tiene ningún valor
hasta el momento en que se da.

Y si alguna vez te tropiezas con alguien
que esté demasiado cansado para dar una sonrisa,
sé generoso y dale la tuya.
Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa
como el que no se la puede dar a los demás."

Después de saber todo esto, ¿qué esperáis para derrochar sonrisas?



Este post queremos dedicarlo a nuestra familia por enseñarnos a tomarnos la vida con humor, a nuestros amigos por hacernos reír incluso en los momentos más duros, a todos y cada uno de los pacientes que nos enseñan que se pueden relativizar los problemas a través del optimismo.

Va por ustedes, Mil gracias!!!!



CENTRO CIMA C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario