Follow by Email

lunes, 30 de enero de 2012




ALGUNOS CONSEJOS PARA AMARGARTE LA VIDA, ¿LOS SIGUES..?




¿Por qué muchas veces nos sentimos infelices, aún teniéndolo casi todo? La revista Forbes dice que el 37 por ciento de los millonarios se sienten desgraciados. Entre otras cosas, nuestra manera de pensar tiene mucho que ver con esto. Lo que nos lleva a sentirnos de una manera u otra, es decir lo que hace que sintamos emociones positivas o negativas, no es directamente las situaciones que vivimos, sino la interpretación que hacemos de ellas. Por tanto, tenemos más control sobre lo que sentimos de lo que imaginamos. En la siguiente lista, tenéis ejemplos, sobre pensamientos que  favorecen la aparición de emociones negativas. ¿Sueles tener algunos de estos pensamientos? y ¿Cómo te hacen sentir?...Si al menos conseguimos que te hagas esta reflexión, sobre cómo piensas y cómo ésto puede afectarte, para bien o para mal, ya hemos logrado algo importante! y si además te plantearas cambiar esos pensamientos, por otras alternativas más positivas... entonces, seria perfecto!!!

He aquí algunas maneras de pensar para amargarse la vida a uno mismo y a los que le rodean:


1 Nunca preguntes a nadie cómo se encuentra, podrían 
pedirte consejo o, peor aún ¡dinero! 
2 Fíjate una meta, y cuando la logres, no la disfrutes, márcate un nuevo obetivo, a ser posible más dificil.
3 ¿Se ha perdido o se ha roto algo? antes de arreglarlo, busca al culpable.
4 Estas en desacuerdo con alguien, mejor retirale la palabra para evitar discusiones.
5 Tienes un mal día y todos a tu ladodo ríen encantados, piensa ¿es que no se dan cuenta de que me molestan?
6 Dos compañeros estaban hablando y se callan cuando te acercas, seguro que te estaban criticando.
7 ¿Luchar por una causa? ¿Para qué? Nadie lo ha hecho antes por ti.
8 ¿Hay algo malo en tu vida? Piensa en ello a todas horas. ¿Para qué vas a pensar en lo bueno? ¡No necesita ser cambiado!
9 No te interesa nada si alguien te hace una crítica, seguro que lo dice porque te odia y ya está.
10 Un amigo te pide un favor: mejor negarse, das la mano y te toma en brazo.
11 ¿Todo marcha bien? entonces teme al futuro, todo lo que sube debe bajar.
12 Una de tus máximas en la vida es: ojo por ojo y diente por diente.
 
 

 
   
 

 

 
¡BUNES! y FELIZ COMIENZO DE SEMANA!

Centro Psicológico Cima

viernes, 27 de enero de 2012

UNA ENTRADA DIFERENTE

Hola!!

Hoy queremos enseñaros algo diferente, que aunque no tiene que ver con la temática del blog, nos parece bastante interesante.

Se trata de una de las mejores web para seguir los blogs que os gustan: Bloglovin

Esta web os permite manteneros informados y leer todos vuestros blogs favoritos.

¿Cuánto tiempo habéis perdido buscando blogs que os gustan?¿Cuánto tiempo habéis perdido visitando blog sin actualizar? 

En esta web visitas los blogs que te gustan, y sólo recibes actualizaciones cuando alguno de los blogs ha publicado una nueva entrada, por lo que únicamente visitas los blogs que están actualizados.

Además realizan un ranking de los blogs más seguidos por país y por temática.

Así que si os gustan los blogs, y esperamos que el nuestro en particular, ésta es la mejor página para manteneros informados de nuestras actualizaciones y la de los demás blogs que sigáis!!



CENTRO CIMA C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

miércoles, 25 de enero de 2012

ACTITUD ANTE LAS ADVERSIDADES

Hola!!
Hoy os traemos una nueva lectura, esperamos que os guste.
El Campesino y El Burro

En ocasiones, ante los problemas creemos firmemente que no podemos más, que hemos llegado al límite.... en esos momentos debemos darlo todo, esforzarnos más para conseguir salir del agujero donde hemos caído. No dejarnos llevar por el desánimo, el desaliento... 


No permitir que esa situación de derrota gobierne nuestra vida. Cada uno de nuestros problemas es una oportunidad única para aprender y podemos salir de los hoyos más profundos si no nos damos por vencidos.


Enfrentándonos cada día a las dificultades, respondiendo positivamente, no damos lugar a que aparezca el miedo, el desánimo, la amargura y la lamentación de nuestra baja autoestima. Las adversidades que se nos presentan en la vida van a intentar "enterrarnos", pero debemos sacar fuerzas, mirar con otra perspectiva para encontrar la solución adecuada.


En lugar de dejarnos enterrar, nos sacudimos la tierra de encima y la usamos para seguir adelante con nuestros proyectos.


Hasta pronto!!!



CENTRO CIMA C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

domingo, 22 de enero de 2012

ELIMINANDO ESTEREOTIPOS

La mayoría de las personas de nuestro entorno acuden al médico, al dentista o a cualquier otro profesional de la salud sin ninguna dificultad. En cambio, aún somos reticentes a la hora de pedir ayuda psicológica. Quizá porque no tenemos clara la función del psicólogo, seguimos pensando que se dedica exclusivamente a tratar trastornos mentales graves. Además cuando nos adentramos en la búsqueda de un profesional de la salud mental suelen aparecer dudas, temores, prejuicios, experiencias previas negativas o la simple falta de información, que nos lleva a confundirnos aún más.

El psicólogo es un profesional especializado en la conducta humana. Cuenta con las técnicas y herramientas necesarias para realizar una evaluación, establecer un diagnóstico y buscar el tratamiento adecuado para abordar los problemas que presentan las personas que acuden a la consulta, ayudándoles a entender las razones de su malestar.

Los psicólogos no sólo son útiles en las situaciones críticas, sino que pueden prevenir problemas, nos ayudan a sentirnos mejor, a encontrar la estabilidad que todos necesitamos, a aumentar nuestra autoestima, siendo más autoeficaces en nuestras vidas.

¿CUANDO ACUDIR A UN PSICÓLOGO?
  • Cuando existe “dolor emocional”, en forma de emociones negativas intensas como: depresión, miedo, cólera, desesperanza….
  • Cuando se ve afectada una o varias áreas de tu vida. Como la relación familiar, la relación de pareja, el trabajo, el tiempo libre, tus proyectos, tu calidad de vida, la alimentación, el sueño, la salud…
  • Cuando otros especialistas (médicos, abogados…) te aconsejan buscar tratamiento psicológico.
  • Cuando decides llevar una vida más plena y feliz, superando todo aquello que hoy te lo impide, al menos en parte.
  • Cuando una persona significativa en tu vida (familiar, amigo…) se ve afectada por el problema o apunta la necesidad de buscar una solución.
  • Cuando después de seguir un tratamiento farmacológico los resultados no son todo lo satisfactorios que deseabas.
Con una sola de estas razones puedes decidir acudir al psicólogo y él evaluará y concluirá si, efectivamente, puede ayudarme.
(Sevilla y Pastor, 1991)

Si finalmente decides acudir al psicólogo, ten presente que nuestra ética profesional nos obliga a mantener el anonimato y el secreto profesional de todas las conversaciones que se lleven a cabo en consulta. Toda la información que aportes, se tratará respetando tu intimidad y privacidad.

CENTRO CIMA C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

miércoles, 18 de enero de 2012

TIENES UN MINUTO??!!!

El estrés es la consecuencia lógica del ritmo vertiginoso que llevamos. Ser conscientes de él y de sus consecuencias es el primer paso para buscar soluciones y empezar a poner remedio. Como segundo paso, puedes plantearte usar algunos métodos que te ayuden a bajar el ritmo y sentirte mejor. No se trata de romper con toda tu vida e irte de ermitaño/a a meditar al fin del mundo (aunque no estaría mal, eh?! Je je je), sino de continuar con tu vida pero, tomando más conciencia de lo importante que es cuidarte, escucharte, sentirte…proporcionándote momentos de calma y bienestar, sin esperar que sea el entorno o los demás quienes te los den.
En la mayoría de los tratamientos psicológicos se incluye, el uso de diferentes técnicas de relajación, ya que ha quedado de sobra demostrado que, sea cual sea el problema que la persona tenga, la habilidad para saber relajarnos y desconectar, es una herramienta esencial para mejorar nuestra calidad de vida.
Si quieres empezar a mejorar tu calidad de vida, aquí aportamos nuestro pequeño granito de arena, dejando a tu disposición este simpático video que te enseña como sacar simplemente un minuto a lo largo de las 24 horas del día, para lograr un estado de relajación y comenzar a meditar. Sacamos tiempo para ver la tele, hablar por teléfono, escuchar música, meternos en Facebook para saber sobre la vida de los demás, eh…? je je je, pues, sacar un minuto para ti, no creo que sea tan difícil, no?!
La idea es ir entrenando esta habilidad para, terminar haciendo de ella algo automático que incorporemos en nuestro día a día sin darnos cuenta.
Esperamos que os guste y lo pongáis en práctica lo antes posible.
Nos encantaría que compartierais con nosotras vuestra experiencia. Así que esperamos vuestros comentarios.

¡Hasta pronto! y… ¡A PRACTICAR!!!


(Al pinchar sobre el vídeo dos veces se abre un enlace a youtube, en donde lo veréis más grande y subtitulado)



CENTRO PSICOLÓGICO CIMA


CENTRO CIMA C/RONDA  71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

sábado, 14 de enero de 2012

LA ISLA DE LAS EMOCIONES Y LOS SENTIMIENTOS

Hubo una vez una isla donde habitaban todas las emociones y todos los sentimientos humanos que existen. Convivían por supuesto el temor, la sabiduría, el amor, la angustia, la envidia, el odio… Todos estaban allí. A pesar de los roces naturales de la convivencia, la vida era sumamente tranquila e incluso previsible. A veces la Rutina hacía que el Aburrimiento se quedara dormido o el Impulso armaba algún escándalo, pero muchas veces la Constancia lograba aquietar el Descontento.

Un día, inesperadamente para todos los habitantes de la isla, el Conocimiento convocó una reunión. Cuando la Distracción se dio por enterada y la Pereza llegó al lugar de encuentro, todos estuvieron presentes. Entonces el Conocimiento dijo:

- Tengo una mala noticia que darles, la isla se hunde.
Todas las emociones que vivían en la isla dijeron:
-¡No, cómo puede ser! ¡Si nosotros vivimos aquí desde siempre!
El Conocimiento repitió:
- La isla se hunde.
-¡Pero no puede ser! ¡Quizá estás equivocado!
– El Conocimiento casi nunca se equivoca – dijo la Conciencia dándose cuenta de la verdad-.  Si él dice que se hunde, debe ser porque se hunde.
-¿Pero qué vamos hacer ahora?- Se preguntaron los demás.
Entonces el Conocimiento contestó: -Por supuesto, cada uno puede hacer lo que quiera, pero yo les sugiero que busquen la manera de dejar la isla… Construyan un barco, un bote, una balsa o algo que les permita irse, porque el que permanezca en la isla desaparecerá con ella.
-¿No podrías ayudarnos? – Preguntaron todos, porque confiaban en su capacidad.
– No- dijo el Conocimiento-, la Previsión y yo hemos construido un avión y en cuanto termine de decirles esto volaremos hasta la isla más cercana.
Las emociones dijeron:- ¡No! ¡Pero, no! ¿Qué será de nosotras?
Dicho esto, el Conocimiento se subió al avión con su socia y llevando de polizón al Miedo, que como no es tonto ya se había escondido en el motor, dejaron la isla.
Todas las emociones, en efecto, se dedicaron a construir un bote, un barco, un velero…Todas…salvo el Amor.
Porque el Amor estaba tan relacionado con cada cosa de la isla que dijo:
- Dejar esta isla…después de todo lo que viví aquí… ¿Cómo podría yo dejar este arbolito, por ejemplo? Ahh…compartimos tantas cosas…
Y mientras las emociones se dedicaban a fabricar el medio para irse, el Amor se subió a cada árbol, olió cada rosa, se fue hasta la playa y se revolcó en la arena como solía hacerlo en otros tiempos. Tocó cada piedra…y acarició cada rama…Al llegar a la playa, exactamente desde donde el sol salía, su lugar favorito, quiso pensar con esa ingenuidad que tiene el Amor.
-Quizá la isla se hunda por un ratito…y después resurja… ¿Por qué no?- Y se quedó días y días midiendo la altura de la marea para revisar si el proceso de hundimiento no era reversible…
La isla se hundía cada vez más…sin embargo el Amor no podía pensar en construir, porque estaba tan dolorido que solo era capaz de llorar y gemir por lo que perdería. Se le ocurrió entonces que la isla era muy grande y que aun cuando se hundiera un poco, siempre él podría refugiarse en la zona más alta…cualquier cosa era mejor que tener que irse. Una pequeña renuncia nunca había sido un problema para él. Así que, una vez más, tocó las piedrecitas de la orilla…y se arrastró por la arena…y otra vez se mojó los pies en la pequeña playa que antes fue enorme…
Luego, sin darse demasiado cuenta de su renuncia, caminó hacia la parte norte de la isla, que si bien no era la que más le gustaba, era la más elevada…
Y la isla se hundía cada día un poco más…y el Amor se refugiaba cada día en un espacio más pequeño…- después de tantas cosas que pasamos juntos- le reprochó a la isla.
Hasta que, finalmente sólo quedó una minúscula porción de suelo firme, el resto había sido tapado completamente por el agua. Justo en ese momento el Amor se dio cuenta de que la isla se estaba hundiendo de verdad. Comprendió que, si no dejaba la isla, el Amor desaparecería para siempre de la faz de la tierra…
Caminando entre senderos anegados y saltando enormes charcos de agua, el Amor se dirigió a la bahía.
Ya no había posibilidad de construirse una salida como la de todos, había perdido demasiado tiempo en negar lo que perdía y en llorar lo que desaparecía poco a poco ante sus ojos.
Desde allí podría ver pasar a sus compañeros en las embarcaciones. Tenía la esperanza de explicar su situación y de que alguno de sus compañeros le comprendiera y le llevara.
Observando el mar, vio venir el barco de la riqueza y le hizo señas. La Riqueza se acercó un poquito a la bahía.
–Riqueza, tú que tienes un barco tan grande, ¿no me llevarías hasta la isla vecina? Yo sufrí tanto la desaparición de esta isla que no pude fabricarme un bote…
Y la Riqueza le contesto:- estoy tan cargada de dinero, de joyas y de piedras preciosas, que no tengo lugar para ti, lo siento…-y siguió su camino sin mirar atrás.
El Amor siguió observando, y vio venir a la Vanidad en un barco hermoso, lleno de adornos y florecitas de todos los colores. Llamaba muchísimo la atención. El Amor se estiró un poco y gritó:
- ¡Vanidad…Vanidad…llévame contigo!
La Vanidad miró al Amor y le dijo:- me encantaría llevarte, pero… ¡Tienes un aspecto! ¡Estás tan desagradable! tan sucio y tan desaliñado, perdón pero creo que afearías mi barco- y se fue.
Y así el Amor pidió ayuda a cada una de las embarcaciones. A la Constancia, a la Sensualidad, a los Celos, a la Indignación y hasta al Odio. Y cuando pensó que ya nadie más pasaría, vio acercarse un barco muy pequeño, el último, el de la Tristeza.
Tristeza, hermana- le dijo- tu que me conoces tanto, tú no me abandonarás aquí, eres tan sensible como yo... ¿Me llevarás contigo?Y la Tristeza le contestó: – Yo te llevaría, te lo aseguro, pero estoy taaaaan triste…que prefiero estar sola- y sin decir más, se alejó.
Y el Amor, pobrecito, se dio cuenta de que por haberse quedado ligado a esas cosas que tanto amaba, él y la isla iban a hundirse en el mar hasta desaparecer. Entonces se sentó en el último pedacito que quedaba de su isla a esperar el final…
De pronto el Amor escuchó que alguien chistaba:- chst, chst, chst…
Era un desconocido viejito que le hacía señales desde un bote de remos. El Amor se sorprendió:
- ¿A mí?- preguntó, llevándose una mano al pecho.
–Sí, sí- dijo el viejito-, a ti. Ven conmigo, súbete a mi bote y rema conmigo, yo te salvo.
El Amor le miró y quiso darle explicaciones:- Lo que pasó fue que yo me quedé…
- Entiendo- dijo el viejito sin dejarle terminar la frase-, sube.
El Amor subió al bote y juntos empezaron a remar para alejarse de la isla. No pasó mucho tiempo antes de ver como el último centímetro que quedaba a flote terminó de hundirse y la isla desaparecía para siempre.
Nunca volverá a existir una isla como esta – murmuró el Amor, quizá esperando que el viejito le contradijera y le diera alguna esperanza.
No- dijo el viejo, como esta, nunca.
Cuando llegaron a la isla vecina, el Amor comprendió que seguía vivo. Se dio cuenta de que iba a seguir existiendo. Giró sobre sus pies para agradecerle al viejecito, pero este, sin decir una palabra, se había marchado tan misteriosamente como había aparecido. Entonces, el Amor, muy intrigado, fue en busca de la Sabiduría para preguntarle:
- ¿Cómo puede ser? Yo no lo conozco y él me salvó… Nadie comprendía que me hubiera quedado sin embarcación, pero él me ayudó, él me salvó y yo ni siquiera sé quién es…
La Sabiduría lo miró a los ojos un buen rato y dijo:
- Él es el único capaz de conseguir que el Amor sobreviva cuando el dolor de una pérdida le hace creer que es imposible seguir adelante. El único capaz de darle una nueva oportunidad al amor cuando parece extinguirse. El que te salvó, Amor, es el Tiempo.
Jorge Bucay.
C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

La ropa... me vuelve loca!

Hola a todos, ¿qué tal estáis?

Una magnífica bloguera ha escrito un post sobre nuestro nuevo blog, no os lo perdáis, os dejamos el enlace: La ropa me vuelve loca




Muchas gracias Mari Trini!!!!

Podéis seguirnos también en Facebook: Centro Cima Psicología. Y en Twitter: Psicocima.


CENTRO CIMA C/ RONDA 71, ESCALERA IZQ, 1º OFICINA G, GRANADA

lunes, 9 de enero de 2012

¡¡BIENVENIDOS!!






¡Bienvenidos a este nuevo blog de Psicología!

Buscamos personas activas, curiosas, interesadas en la Psicología o en cualquier otro campo, o personas que necesiten buscar ayuda...
Vuestras sugerencias nos interesan mucho. Para nosotras son primordiales.
La vida es un paseo, para investigar, curiosear, aprender y que cada día nos ofrece algo nuevo.
En esta vida siempre se puede mejorar y por ello nosotras queremos aprender con vuestras opiniones.

Ahí van las primeras preguntas:

  1. ¿Por qué acudirías al psicólogo?
  2. ¿Cuándo consideras oportuno acudir?
  3. ¿Qué servicios esperas encontrar de un psicólogo?


Os dejamos unas semanas para que contesteis. Entonces, nosotras volveremos con algunas que otras respuestas, que esperamos os interesen.

Hasta pronto! Sed felices!

"Por muy alta que sea la colina siempre hay un camino hacia la cima"

CENTRO PSICOLÓGICO CIMA